TORRES NOVAS

Desde los tiempos lejanos del Paleolítico que el hombre viene dejando huellas de su presencia por tierras de Torres Novas en lugares situados en la red cársica del río Almonda, como las cuevas de Buraca da Moura y da Oliveira o la Lapa da Bugalheira.
Algún tiempo más tarde, en los albores del dominio romano, Cardílio y Avita se convirtieron en propietarios de uno de las varias “villae” que habían en la zona, la Vila Cardílio, que fue habitada en los siglos I y IV d.C. y entre sus ruinas se recuperaron paneles de coloridos mosaicos, monedas, esculturas, junto con una inscripción en latín que desea felicidad a la pareja en su “villa de la torre”, expresión asociada a un posible origen del topónimo Torres Novas.
Desde el siglo XII, el territorio entonces conocido como Turris comenzó a ganar sus contornos actuales, con la expulsión de los invasores árabes por las tropas del Rey Afonso I de Portugal en 1148.
La ciudad empezó a ser dibujada alrededor del castillo, monumento único en el país con sus 11 torres, y se ha ampliado a lo largo de los siglos por la ladera hasta la orilla del río Almonda, cuyos pequeños puentes favorecen el paseo por la ciudad.
Ho yen día, cuando se observa el Pueblo de la fortaleza medieval, se entiende el motivo de que griegos, romanos, celtas y árabes establecieran aquí aldeas y lucharan por el dominio de la fortaleza, que de tan destruída terminó teniendo varias veces… nuevas torres (“torres novas”).

Lugares de interés:
Castillo de Torres Novas
Museo Municipal de Carlos Reis
Plaza 5 de Outubro
Parque Natural das Serras d«Aire e Candeeiros (PNSAC)
Ruinas Romanas de la Vila de Cardílio
Cuevas del Almonda
Río Almonda
Ribera de Beselga
Monumento Natural de las Huellas de los Dinosaurios
Reserva Natural del Paul do Boquilobo

TOP