VILA NOVA DA BARQUINHA

La localización estratégica de la región fue pronto reconocida por los invasores romanos y árabes, y a estos dos pueblos se atribuye el posible origen del Castillo de Almourol, fortaleza defensiva construida sobre un islote en el río Tajo que Dom Gualdim Pais reconstruyó después de la reconquista cristiana.
Los moros fueron derrotados por las tropas de Dom Afonso Henriques en el año 1129, desde entonces, el territorio fue parte del reino portugués hasta su donación al Orden del Temple (1169). La historia del municipio de Barquinha es inevitablemente la historia del Tajo: comercio marítimo y la pesca para supervivencia. La importancia del Tajo en las rutas comerciales y comunicaciones se fortaleció y fue reconocida durante el dominio filipino con la realización de obras en el lecho del río que favorecían las condiciones de navegabilidad y la conexión con España (siglo XVII), así como por la construcción de un puerto fluvial en un conglomerado ribereño denominado “Barca” debido a la disminución de Tancos (XVIII).
Este sencillo lugar con barca para cruzar el río hacia su orilla izquierda, se llamó Barquinha desde 1771.
Vila Nova da Barquinha se situa a 17km de Torres Novas.

Puntos de Interés:
Castillo de Almourol
Museo Etnográfico 21
Museo de Ingeniería
Museo de las Líneas Aéreas
Parque de Escultura Contemporánea Almourol
Centro de Interpretación de Arqueología del Alto Ribatejo
Plaza de Toros
Iglesia Matriz de Tancos
Iglesia Matriz de Atalaia
Centro Integrado de Educación en Ciencias

Actividades de Aventura:
Clube Náutico Barquinhense
– Piraguismo, Rafting, Paintball, Rappel, Slide;
Pára Clube Nacional “Os Bóinas Verdes” – Paracaidismo, Vuelo en globo, Paseos a caballo, Buceo;
Grupo de Cicloturismo Barquinhense – Ciclismo, MTB.

TOP